6/8/09

EL PRINCIPE VALIENTE (2)- LOS PROBLEMAS DEL COLOR


El tema del color en ‘El Principe Valiente’ ha generado a lo largo del tiempo comentarios de todo tipo. Últimamente parece haberse puesto de actualidad en relación a la edición por parte de Fantagraphics de las pruebas de color que Foster donó a la Universidad de Syracusa.

Reproducción de una página de la última edición de Fantagraphics.
Nosotros no hemos visto todavía el material, así que pocos comentarios podemos hacer al respecto, pero Manuel Caldas (del que hemos hablado en la entrada anterior dedicada al personaje), manifiesta un cierto escepticismo sobre que esta sea la edición definitiva. En todo caso esta edición abarcaría solo una parte de la monumental obra de Foster.

Es fácil comprobar mediante estas dos fotos el tamaño de los originales de El Príncipe Valiente".

Reproducción de una página dominical.
En el tema del color en Foster parecen entrecruzarse variadas cuestiones que dado el espacio limitado de esta entrada resumiremos en cuatro puntos:

Reproducción de una página acuarelada por Foster (o quizás uno de sus asistentes) para indicación de colores a fotomecánica.
1.- Los sistemas de impresión de la época tenían una serie de problemáticas bastante prolijas que no facilitaban como en la actualidad la impresión en color.

Viñeta de página dominical, donde se puede apreciar la diferencia de color entre el interior del recuadro rojo, tratado por nosotros, y la impresión del periódico.
2.- La mayor parte de las pruebas de impresión parecen haberse perdido, a excepción de las que han aparecido en la Universidad de Syracusa (donadas por el propio autor). De todas formas y aunque se hubiesen conservado los procesos de degradación química del color son inevitables.

Muestra original de marcado de color realizada por Foster para indicación a fotomecánica.

Prueba de imprenta.
3.-La K.F.S. (quizás por la relación contractual que mantenía con Foster, ya que entonces no era dueña del personaje) no parece haber guardado reproducciones de gran calidad en relación al material original, solo las copias de blanco y negro con grises.

Reproducción que mandaba la KFS a los periódicos para su reproducción.
4.-Las mejores ediciones que han ido apareciendo a lo largo de los años, son reproducciones de las páginas dominicales (o sabatinas) editadas en la época. Estas páginas habían sido impresas por las dos caras en un papel de una calidad bastante deficiente, que por una parte transparentaba por impregnación la contrapágina y por otra, dada la excesiva porosidad del papel, hacia que se tuviera que imprimir en una lineatura muy baja (punto más grueso de impresión).

Varias páginas dominicales de periódicos de la época.
Todos estos puntos requerirían explicaciones prolijas y no vamos a profundizar en ellos en este artículo. Pero partiendo de los imponderables indicados, se puede hacer una pregunta clave ¿Es posible llegar a ver una edición en color que haga auténtica justicia al trabajo de Foster en color?

Distintos colores en una misma imagen. Recuadrado en rojo, la portada realizada a la acuarela por Foster para el segundo libro de Max Trell.
Evidentemente Manuel Caldas nos ha demostrado que en relación al blanco y negro es posible. Ello no es poca cosa, pues desde nuestra humilde opinión una buena edición en blanco y negro sería el primer escalón imprescindible para una buena edición en color.

Página restaurada en la edición de Manuel Caldas.
Una edición que mereciera la pena en color, debería de tener una serie de características que consideramos básicas:
1.- Requeriría ser de nuevo cuño. Es decir, no bastaría reproducir o remasterizar las mejores dominicales, sería necesario un nuevo planteamiento desde la raíz, y la raíz para la línea son los dibujos de Foster sin tramar.

Página original.
2.- Para el color deberían de utilizarse como máxima guía y referencia las ‘paginas dominicales’. Sin ellas el color de ‘El Príncipe Valiente’ sería él del que lo hiciera y no llevaría la impronta de lo que quiso hacer el propio Foster.

Distintas versiones de color de la misma página. A la izquierda versión de dominical en prensa y a la derecha la antigua edición de Fantagraphics.
3.- Igualmente debería tener un tamaño e impresión apropiados, lejos del A4 que estamos acostumbrados a ver en las ediciones españolas de ‘El Príncipe Valiente’.

Izquierda: original de Foster. Derecha: versión de Ediciones B con la trama compactada.
Como las palabras son fáciles de decir, pero se las lleva el viento, nosotros vamos intentar poner ejemplos prácticos concretos, para poder analizar las dificultades del empeño.
Ni que decir tiene que para realizar el proceso, cuanto mejor sean los elementos con que contemos en blanco/negro y color, mejor ha de ser el resultado obtenido. Dado que recurrir a las pruebas de color, las acuarelas de Foster o los originales no parece ya posible (pues han sido dispersados o perdidos en su mayor parte), debería recurrirse a la mejor edición de blanco y negro y eliminar el tramado. Muchos se preguntarán el por qué.

Arriba original. Debajo versión restaurada por Manuel Caldas.
El tramado en sí no era más que una guía de tonalidad; muy útil para la edición en blanco y negro y para la fotomecánica de la época en que se hizo, pero que incuestionablemente ‘ensucia’ la edición de color, y no permite ver el bello dibujo de Foster con claridad.

Eliminación manual de trama.
¿Es posible quitar la trama, respetando la obra? Para ver si ello es posible, pongamos un pequeño ejemplo de una de las páginas más famosas de Foster en el asalto al castillo de Anderdrak. Partiendo de la página tramada el resultado sería este.
Indudablemente requiere algo de trabajo, pero es factible.
Para hacer la prueba sobre la implementación del color hemos escogido dos ejemplos que nos gustan especialmente.
EJEMPLO 1


El primero es una tira (tres viñetas) nada más salir de la ‘Caverna del tiempo’. Para guía de color hemos escogido la edición francesa de ‘Zenda’ impresa en 1994. Edición que conserva en nuestra opinión la referencia de color especialmente bien, aunque no así la línea de dibujo. Lamentablemente también se nota el filtraje de la contrapágina, pero aun así, es relativamente fácil de ver cuál era la intención inicial de Foster en el color.

Hemos escogido la base para el blanco/negro el aportado por Manuel Caldas en su libro ‘Foster y Val’. Dado su tamaño y que esta sacado de un original, es la mejor de las opciones posibles.



El proceso lo hemos realizado con un programa de imagen, aunque se podría realizar también a través de una subimpresión en una página para acuarelar. Nosotros hemos preferido hacer el trabajo en el ordenador y el resultado de lo que hemos hecho es este.
Para la comparación ponemos las tres ediciones en color publicadas en España.
BURU LAN


Ediciones B

Planeta Agostini

EJEMPLO 2
Muchos dirán que partiendo de un original para el blanco y negro, la cosa es fácil. Para ellos, vamos a poner un segundo ejemplo. Seguiremos utilizando la edición de Zenda para el color y la de el libro ‘El Príncipe Valiente contra Atila’ de Editorial Acme realizada en 1953 en Argentina (copia de uno de los siete libros sobre ‘El Príncipe Valiente’ escritos por Max Trell y editados por ‘The Hastings House’). El libro tiene un tamaño de 18 x 12 cms., aunque está bastante bien impreso.
Abajo el dibujo restaurado en blanco y negro, y el tratamiento que hemos realizado para la restauración del color.

Este sería el resultado:

A la izquierda la versión de Ediciones Zenda, francesa, y a la derecha recuadrado el resultado de nuestro tratamiento.

Imagen de nuestra restauración.


Para la comparación ponemos las tres ediciones en color publicadas en España, a la que añadimos una reproducción de una dominical norteamericana aparecida en el número 2 del ‘Principe Valiente’ editado por Manuel Caldas.


Ediciones B


BURU LAN

Planeta de Agostini

La conclusión para nosotros es palmaria. Se podría hacer, pero requeriría un trabajo y esfuerzo que dudamos algún editor estuviese dispuesto a costear. Pero si alguien lo hiciera, solo nos cabe desearle suerte, pues le queda una buena temporada de trabajo.


15 comentarios:

Anónimo dijo...

IMPRESIONANTE TRABAJO
Enhorabuena! Gracias por la información y las muestras!

TITO MARA

corsariosinrostro dijo...

Me he quedado con la boca abierta. ¿Por qué no te asocias con Caldas y le coloreas su trabajo? Ehorabuena por el artículo.

kraustex dijo...

Como siempre, un gran trabajo.

Xelo dijo...

¡Qué maravilla! Soy un incondicional del B/N de Caldas pero...¡qué color, qué belleza!

¿Por curiosidad, cuántas horas de trabajo habeis realizado por viñeta?

Jesús Duce dijo...

Estudio de verdadera enjundia, de gran altura. Gracias por esta auténtica maravilla que nos ofrecéis.
En mi modesta opinión, sólo los que aman profundamente a los cómics, y en este caso a la obra de Foster, pueden llevar a cabo ediciones excelentes, como estamos viendo con el señor Caldas y su impresionante edición en blanco y negro de Valiente.
Burulán, por ejemplo, no respetaba con el color ni los propios trazos y sus espacios diferenciados. Ediciones B era muy arbitraria con la elección del color.
Sólo Planeta parece que ha planteado una mejor coherencia en los colores, aunque quizá demasiado estridentes.
En cualquier caso, vuestro tratamiento del color resulta fantástico e inmejorable.

Yo también opino que deberías hablar con Caldas.

RM dijo...

¿Que se puede hacer? ¡Es que alguien tendrá que hacerlo! No se puede editar con los colores como se hace habitualmente.

... y no creáis que la restauración de Caldas no le ha costado AÑOS de trabajo, viñeta por viñeta, y por puro amor al arte.

Darío Fas Marín dijo...

El recoloreado de planeta me parece muy fuerte... con su glow y todo, madremia...

Rotebor dijo...

Tema peliagudo este del color de P.V.
Yendo al aspecto práctico, parece que la mejor solución por el momento sería una combinación del blanco y negro de Caldas, y el color de Zenda.
Porque el respeto por el delineado en negro es absolutamente primordial, y el color no debería "tapar ni deformar" el dibujo.
A simple vista, la "restauración" que ustedes hacen es la mejor de las opciones presentes.
Gracias por esta entrada tan didáctica.

tristan dijo...

Excelente artículo. La filosofía es la correcta... ¿Cuándo alguien se atreverá a llevarla a la práctica?.

tristan dijo...

Además lo que está demostrado es que el trabajo de Manuel Caldas es fundamental ya que para hacer una correcta edición en color se ha de partir preferentemente de los dibujos en B/N convenientemente restaurados.

Mauro dijo...

Excelente trabajo. Sólo una puntualización: en el caso del color aplicado a partir de las indicaciones a fotomecánica originales da lo mismo que se haya degradado químicamente el color que se ve sobre las pruebas, ya que este sólo servía para indicar las zonas en que se debía aplicar el color especificado en porcentajes (divididos por diez) de las cuatro tintas de imprenta. El recoloreado en base a esas indicaciones -en el ejemplo que mostráis se ven perfectamente apuntadas a lápiz en CRBY (o sea, lo que ahora siempre se llama CMYK)- en principio sería exacto al pensado por Foster. Sólo hay dos problemas: por un lado, como indicáis, la mayoría de estas indicaciones se han perdido.

Por otro, también es cierto que Foster pensaría estos colores sabiendo que la reproducción en periódicos iba a suavizarlos. En vuestra muestra, por ejemplo, el 100% de cyan del vestido (que se ve indicado con una B) bien reproducido en papel bueno nos resultaría demasiado llamativo y alejado de los tonos pasteles que asociamos a su trabajo.

Mauro dijo...

BRYK, quería decir.

HORACIO DIEZ dijo...

TITO MARA
Gracias a ti por visitar nuestro blog.

Un cordial saludo

CORSARIOSINROSTRO
No tenemos el gusto de conocer personalmente a Manuel Caldas, aunque admiramos su trabajo.
Un cordial saludo.

KRAUSTEX
Muchas gracias.

XELO
No lo hemos calculado. Pero no todas las viñetas llevarían el mismo tiempo, ni apróximado.
Un cordial saludo.

JESUS DUCE
A la edición industrial suele faltarle "corazón". Solo el autentico amos hacia algo produce buenos resultados.
¡Ah! todo es mejorable.
Un abrazo.

RM
Tienes toda la razón, pero las editoriales deben de opinar otra cosa. Nosotros estamos convencidos que un buen trabajo en la recuperación del color y la línea, a medio y largo plazo sería económicamente rentable.
Un cordial saludo.

DARIO FAS MARIN
Estamos de acuerdo contigo.
Un cordial saludo.

ROTEBOR
Sería necesario combinar distintas ediciones para el color, para el blanco y negro la edición de Caldas es hasta hoy la mejor.
Un transoceánico cordial saludo.

TRISTAN
Estamos totalmente de acuerdo con lo que dices. Sin la línea de Foster no hay recuperación posible.
Un cordial saludo.

MAURO
Lamentablemente las indicaciones de color de Foster se ha perdido, por lo que esta posibilidad no es viable. Hay que explorar otras posibilidades, te remito al comentario de Alvaro Pons: http://www.lacarceldepapel.com/2009/08/06/los-problemas-del-color-de-principe-valiente/
Un cordial saludo.

Paco Najera dijo...

Para mi la edición definitiva sería en blanco y negro. Como se ha dicho, se puede hacer y se debe hacer. Porque ademas seria rentable si esfuerzos como el de Manuel Caldas, por ejemplo, en lugar de torpedearse se asumiera por alguna editorial importante y tuviera la trascendencia y la difusión que merece.
Gracias Horacio por estas entradas tan suculentas.

Carolina - diseño de paginas web dijo...

El principe valiente me parece que se ve mejor en blanco y negro. Me parece :)
Carolina