4/7/09

ALEX RAYMOND - 3. ALEX RAYMOND Y LOS ORIGINALES EN EL CÓMIC (2).



PRÓLOGO.

¡Lo prometido es deuda! Así que aquí están las páginas originales anunciadas en la anterior entrada sobre Flash Gordon. Bien es verdad que no son las que nosotros hubiéramos escogido, pero nos hemos tenido que ceñir a lo que tenemos.

El coleccionismo privado es un mundo diferente al del simple aficionado. No es necesario especificar que lo primero que se necesita para pertenecer a él, es una buena cantidad de euros; pero no siempre los originales están a precios prohibitivos, en ocasiones, incluso en el caso de Raymond con ‘Rip Kirby’, están a precios relativamente asequibles.

En torno de todo ello hay bastantes cosas que decir (también que ver) y nosotros, en la medida de nuestras humildes posibilidades, lo iremos haciendo poco a poco. Las prisas son malas para todo.
Como siempre, esperamos que esta entrada sea del agrado de nuestros visitantes, que por lo que parece son de ambos lados del Atlántico. ¡Un cordial saludo también a nuestros amigos americanos!


LAS PÁGINAS ORIGINALES.

Hemos querido acompañar los originales con su correspondiente contraparte en color. Para ello hemos escogido la versión de Ediciones B. Sabemos que quizás sea la de Planeta la edición más completa hasta la fecha, pero pensamos que la que presentamos tiene sus valores y desde luego esta mucho menos vista y por eso tal vez sea más curiosa de contemplar por parte de los aficionados.


O6-03-1.934 .- El Raymond más ‘primitivo’.
Esta es la peor reproducción que presentamos, hemos querido hacerlo por la sencilla razón de personificar en si misma el trabajo inicial en Flash Gordon.
Es seguro que por esta parte de su trabajo, Raymond no hubiera pasado a la historia, si no hubiera sido continuado por el resto.

No podemos saber si el estilo inicial es autentico o impostado. Es decir, si fue por decisión propia de Raymond, o sugerencia de la empresa, para aproximar inicialmente el grafismo a las dos tiras realistas de fantasía de mayor éxito en el mercado (Tarzan y Buck Rogers). Lo que desde luego esta claro, es que el autor al iniciar la serie tenia ya un alto contenido en dibujo.

27-01-1.935 .-El torneo de la muerte y ‘el pincel seco’.

El primer gran salto en el diseño e incluso en su formulación gráfica se produjo apenas un año después de empezar la obra. Este ‘torneo’ consiguió enloquecer la imaginación de todos los niños de aquella época, y de algunas más. Hay que decir, sin embargo, que el trabajo de Raymond, pleno de fuerza y fantasía, no es limpio.

El pincel seco ensucia la línea y Raymond debió de ser consciente de ello, pues en poco tiempo empezaría a replantearse la formulación de volúmenes a base de la combinación de trazados, realizados con fantástica pericia y una mayor limpieza.

31-03-1.935 .-Los hombres lagarto y lo apasionante del guión.

Las carencias en la limpieza del dibujo (dicho sea solo, en sentido comparativo con lo que vendría después), es ampliamente compensada con el extraordinario pulso creativo del guión.

Esta plancha es el preámbulo de un cambio que se iría desarrollando en el reino mágico de Azura y concluiría felizmente en los dominios submarinos de la reina Ondina. Sin embargo Raymond aquí todavía no parece estar dispuesto a sustituir el pincel seco por la limpieza de línea.

13-10-1.935 .- El romanticismo y la evolución en lo gráfico.
En los reinos de Azura, Raymond pareció haber encontrado un filón en la técnica de los trazados lineales. Esta página, especialmente romántica, pertenece al final de su estancia allí y refleja perfectamente lo que había sido un proceso finalmente completado a pesar de sus dudas iniciales.

La limpieza en la realización del dibujo parece haberse impuesto. Poco después llegaría una de las planchas más famosas de la historia del cómic: “La caída de los hombres-halcón”. Estamos convencidos de que hasta el propio Raymond se sorprendía en aquellos tiempos de los fantásticos dibujos que salían de su pincel.

23-02-1.936 .-La borrachera de la línea.

Esta página y la siguiente (prácticamente coetáneas) son un vivo ejemplo del uso y abuso que Raymond haría de la generación de volúmenes y trazados con la línea.

A pesar de la belleza general de sus creaciones, la sensación que nos da es de estar todo un poco recargado. Raymond se dirige hacia alguna parte, pero no tiene claro hacia donde. Mientras tanto, blande sus armas, mejorando permanentemente la calidad y soltura de su dibujo.

15-03-1.936 .-Los nuevos encuadres.
En este periodo creativo, Raymond parece intentar distraer sus dudas en el desarrollo del grafismo con puestas en página más complejas e incluso desequilibradas, como en este caso.

Da la sensación que esta terminando un curso, con el objetivo de empezar otro desde cero. La metamorfosis no parece planeada, solo la consecuencia lógica de la propia evolución artística.

14-03-1.937 .-La simplificación de la línea.
En los mares de Coralia se establece el ‘canon’ de seis viñetas por página y muy pocas variaciones en torno de ello se producirán hasta el final de la obra. Además, después de su estancia en el fondo del océano, Flash sale a la superficie con una belleza de composición y línea difícilmente igualable. A esa época pertenece otra de las páginas paradigmáticas de la obra, la de las lianas que atrapan a Flash (expuesta en Barcelona).

Los tramados se clarifican y simplifican, pero el autor se resiste a abandonar los extraordinarios efectos que conseguía con la línea. Se resiste, pero pronto dejaría de hacerlo.

20-06-1.937 .-El ‘gran salto’ de Arboria.

Raymond ha tomado la determinación de dar más con menos, y se pone a ello en el reino arbóreo de Barin. La claridad de concepto y la reducción de medios en la utilización de recursos gráficos es más que evidente. Pero no solo introduce este efecto, por la puerta de atrás empieza a enfriarse el soufflé.

La mirada de Raymond se vuelve más fría y despiadada hacia sus criaturas. Hasta entonces habíamos penado y sufrido con ellas, a partir de este momento, empieza lentamente a producirse un cambio que llevará a Flash Gordon, hasta las más altas cotas en lo artístico unido a una perdida de interés y emotividad en lo narrativo.

31-10-1.937 .-El “glamour” en Raymond.
Incuestionablemente, Raymond tenía unas cualidades fuera de lo común para la representación de ‘lo femenino’. Sus mujeres reflejan una sensualidad especial. Al dominio de la delicadeza de formas, uniría un ‘algo más’ que las haría especiales.

Quizás el único ‘pero’ que se le podría poner, es el de un excesivo apego a los modelos estéticos (e incluso cinematográficos) vigentes en la época, sobre todo en peinados y rostros, pero a fin de cuentas: ¡todos somos hijos de nuestro tiempo!

31-11-1.940 .-Lo tecnológico en Raymond.

Otro de los puntos fuertes de Raymond con Flash, son las máquinas y los elementos tecnológicos. En esta plancha nos encontramos a un autor pletórico en sus recursos gráficos. Aunque parece haberse deshilachado un poco el contenido narrativo; sin embargo el interés que genera el dibujo lo compensa ampliamente.

Raymond hace creíble las naves y los elementos tecnológicos que genera, pero es todavía más efectivo a la hora de mezclar los trajes y las anatomías en escenarios de gran verosimilitud.

23-11-1.941 .- La frialdad como sello de fábrica.
El regreso de Flash a la Tierra después de ‘liberar’ Mongo de la tiranía de Ming, no pareció sentarle nada bien. De retorno al planeta Mongo, la perfección del dibujo no conseguiría aminorar la gelidez que se iba adueñando de todo. El hielo reinaba por doquier, curiosamente también en los escenarios. A partir de aquí, si que seria ajustado el comentario de Breccia sobre el ‘ballet’.

Raymond se aburría con su héroe, y solo encontraba entretenimiento en un dibujo que buscaba la perfección técnica como principal argumento. Incluso en este territorio empezaron a notarse en la obra, manos ajenas no tan dotadas (Austin Briggs) como las suyas.

EPÍLOGO
Solo las grandes obras (de cualquier tipo) son permanentemente revisables y sin el menor genero de dudas el “Flas Gordon” de Raymond es un autentico monumento a este tipo de arte.

En un corto espacio de tiempo su autor establecería las bases sobre las que se habría de mover el cómic en varias décadas (con permiso de Caniff y Foster).

Pero las huellas de Alex son difíciles de seguir y cuando cualquier dibujante intentaba imitarle, cabía siempre preguntarse a cual de todos los ‘Raymond’ que se recrearon a si mismos, estaba imitando. Sus mejores seguidores permanecieron anclados en una foto fija, mientras que él siguió en permanente evolución hasta que nos dejo.

Sirva esta entrada como un pequeño homenaje a uno de los más grandes dibujantes que ha dado el Arte del cómic (por supuesto, con mayúsculas).


14 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Madre mía! Qué maravilla! Una entrada fantástica. Felicidades.
Saludos
Nos leemos

JD dijo...

Maravillosa exposición.
Disfrute y magia a raudales.

J.A.Rubio dijo...

He disfrutado mucho con tu magnifica exposición sobre uno de los autores y mis series favoritas.

HORACIO DIEZ horaciodv@gmail.com dijo...

CORSARIOSINROSTRO
Estimado corsario.
Te contestamos por aquí a los temas que nos planteas , pues creemos tocas una serie de cuestiones que son de interés general, como tu sabes por experiencia propia, las últimas entradas son siempre las más visitadas (muy buena la de Gordillo).
1.- Manuel Caldas.
Realmente su edición de El Príncipe Valiente es fantástica y solo podría ser superada por la edición de originales (que pensamos no podrá realizarse).
Animamos a los aficionados que no la conozcan a que le echen un vistazo por si les interesa: http://www.manuelcaldas.com/
2.- Nueva revista.
Planteas la posibilidad de que hiciéramos una nueva revista. Bien, parece ser que practicas la telepatía. Los que hacemos este blog estamos barajando esa posibilidad, el blog cumple unas funciiones pero creemos que una revista bien editada, con un contenido con mayor profundidad, sería complementaria.
¿Cual es el problema? necesitaríamos un mínimo número de suscriptores (no demasiados) para poder dar viabilidad al proyecto.
Planteamos la posibilidad y esperamos opiniones al respecto.
Gracias por tus siempre amables palabras y recibe un cordial saludo.

CROWLEY - JD - J.A.RUBIO
Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.
Saludos

JD dijo...

¡Por los dioses! ¡Una revista en papel con vuestros artículos!
¡¡¡Apuntadme ya a esa lista de suscriptores!!! Cualquier material que salga de vuestras manos es digno de editarse y de comprarse. Ánimo y a por todas.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Apuntadme a mi también, faltaría más, que esa revista tiene que ser dinamita pura. Para cualquier cosa, podeis encontrarme en mi blog.
Saludos
Nos leemos

Alberich el Negro dijo...

Buenas tardes.

Respecto a la edición de Príncipe Valiente por Manuel Caldas, sería fundamental que quienes no la conozcan comprueben cuanto antes en qué consiste (es una auténtica maravilla, ciertamente) y se suscriban sin tardanza, pues el bueno de Manuel está pasando por dificultades para seguir sacándola adelante, ya que ha habido algunos de los "esforzados" 300 que la hacemos posible que no han seguido comprando los últimos números (efectos de la crisis, imagino).

Sería una lástima que tan soberbia e inmejorable edición se detuviera ahora que ya va por el número 6.

Por cierto, excelente entrada de uno de los "creadores" de la historieta. Raymond, o la elegancia suprema.

PAblo dijo...

Una estupenda entrada muy didactica.

Impacientes Saludos.

Mo Sweat dijo...

Saludos.

Una maravilla de post; y una maravilla de artista. Para mí, Raymond ha ido simplemente el mejor.

No quiero menospreciar a Foster; pero Alex era mejor narrador gráfico; como ilustrador en sí, Foster sería el mejor de todos los tiempos, pero como dibujante de cómics en toda su magnitud, pienso que nadie como Raymond.

Comparándolo con los grandes de la historia del comic-book, Foster sería el maestro de los Barry Smith o Brian Bolland, mientras que Raymond sería el maestro de los John Buscema o Neal Adams.

RM dijo...

Buscema reconoce en Foster a uno de sus maestros. Sus escenas de masas, sus caballos, sus guerreros negros, son puro Foster.

Mo Sweat dijo...

Si, siempre ha reconocido tanto a Foster como a Raymond como influencias, pero a lo que yo me refiero es que su estilo es más Raymond; no se, al menos yo lo veo así...

HORACIO DIEZ horaciodv@gmail.com dijo...

JD y CROWLEY
Nuestro deseo es hacer algo que merezca la pena y en torno a ello estamos barajando bastantes posibilidades. Según vayamos llegando a conclusiones lo plantearemos en el blog para conocer vuestras opiniones. Como adelanto creemos que sería de carácter bimensual (una vez cada dos meses) y nos comprometeríamos inicialmente a los tres primeros.
Su continuidad estaría en función de la acogida que nos dispenséis.
Continuara…

ALBERICH EL NEGRO
Como puedes ver ya te hemos contestado en el artículo de Manuel Caldas.
Un cordial saludo

PABLO
Muchas gracias.

MO SWEAT y RM
Creemos que os habéis dejado uno de los grandes: Canif. Como escuela gráfica quizás sea la más numerosa y sus recursos han sido utilizados por miles de dibujantes. Tres estilos, tres escuelas muy distintas pero todas ellas estupendas.
Dos cordiales saludos.

RM dijo...

Veo mucho más a Caniff en John Romita padre: hasta le hizo un homenaje en Spider-Man con la historia de Flash Thomson en Vietnam.

Pero sí, claro, los grandes de los comic-books de los sesenta-setenta tenían muy claro quiénes eran los grandes de las tiras de prensa de los treinta, cuarenta y cincuenta.

HORACIO DIEZ horaciodv@gmail.com dijo...

RM
Tienes toda la razón, pero mira por favor la obra de Lee Elias, Frank Robbins, etc.
Para nosotros existen varios tipos de herederos: artísticos, comerciales e imitadores…
Un cordial saludo.