28/4/09

ALBERTO BRECCIA - FLEETWAY-2


Vuelvo sobre el trabajo de Alberto Breccia para Inglaterra, editorial Fleetway 1960-61, porque siendo unos de sus trabajos menos conocidos, son de sus mejores trabajos comerciales, en los que demuestra su gran nivel como dibujante por encargo, en donde no se puede esconder sus carencias en la supuesta creatividad, que por otra parte en el caso concreto de Alberto Breccia que cabe duda. Además es uno de los dibujantes de cómic que más han influido en generaciones de dibujantes.

Este ejemplo que cualquiera diría que es una de las páginas de Breccia pra el mercado británico, si nos fijamos en la firma vemos quien es su autor, Luis García, otro gran dibujante de cómic y gran artista, si hacemos diferencias entre un mercado y otro.


Como el mismo reconoce, en diferentes entrevistas, su gran admiración por Breccia os muestro el dibujo original de Breccia y el homenaje hecho por Luis García.
Estas afirmaciones las he sacado de las entrevistas publicadas en la red y que paso a detallaros:
TEBEOSFERA \ TEBEOTECA \ DOCUMENTOS \ ENTREVISTA
ENTREVISTA A LUIS GARCÍA. (2)
JG- En alguna ocasión has manifestado que en la serie Davy Crockett imitabas la obra de Alberto Breccia,6 ¿qué dibujantes te influían por entonces?
LG- Cuando hacía historietas del Oeste, copiaba descaradamente a Alberto Breccia. Hice un western de sesenta y cuatro páginas en edición de bolsillo para Editorial Ferma, en 1963. Carlos Giménez lo compró convencido de que lo había dibujado Breccia... hasta que vio mi firma. Siempre he tenido cierta facilidad para aprehender las soluciones gráficas de otros. Las influencias en Selecciones Ilustradas, además de Breccia, eran los dibujantes estadounidenses: Milton Caniff, John Cullen Murphy, Stan Drake, Harold Foster, Joe Kubert, Alex Raymond, Frank Robbins, Alex Toth
En este enlace podéis leer la entrevista completa a Luis García
Y también en:
TRAZOS DE REALIDAD (TEBEOSFERA, MELILLA / BARCELONA, 21-IV-2009)
ENTREVISTA REALIZADA POR: JAVIER MORA BORDEL
En otro orden de cosas, cuando empecé a utilizar la fotografía, la interpretaba con la grafía de entonces. No se podía hacer otra técnica, los medios de reproducción eran muy bastos; no reproducían matices y teníamos que dibujar con “líneas gruesas para la reproducción”. Posteriormente, cuando ya trabajaba para Warren, y, sobre todo, para la revista Pilote, podía hacer más matices en mis dibujos con referencia fotográfica. Y el método cambiaba en virtud de las posibilidades de la imprenta, y de mi criterio sobre qué técnica usar para cada historia.
Breccia, o el primer impulso enamorado. Historieta publicada por ediciones Manhattan en 1963.
P: En más de una ocasión has mostrado tu admiración por Breccia. Incluso, haciendo las veces de editor, publicaste Mort Cinder en las páginas de Rambla. ¿Cuándo se produce tu primer contacto estético con el mundo brecciano?
R: La primera viñeta que visualicé de Alberto Breccia, fue en un cuadernillo de 64 páginas, del oeste, publicado en España por la Editorial Ferma (realizado por encargo para el mercado británico), que tenía abierto un dibujante de Selecciones Ilustradas sobre su mesa de trabajo. Era una viñeta que contenía un fragmento de una carreta de colono dibujada con amplias manchas negras, y el primer plano de una mano con un cuchillo silueteado en blanco sobre la carreta. Me dejó impresionado, daba escalofríos aquella silueta blanca que construía el cuchillo.
Años después, Carol, mi pareja, hizo un viaje de trabajo a Buenos Aires. Fue a verlo y Breccia le entregó un ejemplar de Mort Cinder editado en Argentina. Las páginas de la publicación tienen el tamaño de un diario de ahora. Y dedicado (yo aún no lo conocía en persona). Quedé alucinado. Durante bastante tiempo fue mi norte gráfico. Y mostrarlo a los lectores de Rambla fue el delirio. No podía creer que aquel joven que quedó fascinado con los dibujos de Mort Cinder, pasados unos quince años lo editara en España.
Para mí, Breccia fue el paradigma del innovador. Nunca se conformaba. Siempre buscaba grafismos nuevos. A diferencia de la mayoría de dibujantes, jamás se ancló en ninguno de los magníficos estilos que creó. Murió aprendiendo. Es admirable.
Enlace:
Aquí una página en su versión inglesa y en su publicación en español en 1975.

Para terminar las primeras diez páginas, el primer capítulo, de las 62 páginas distribuidas en siete capítulos, de esta historieta que en España se llamó "Terrible venganza".

Si queréis consultar la bibliografía de Alberto Breccia entrar en :

1 comentario:

GAF dijo...

Muy buen post, te felicito !
Y te invito a ver mis dos blogs
http://albertobreccia.blogspot.com
http://prattenargentina.blogspot.com