17/1/11

LA IMPORTANCIA DEL EDITOR: PEDRO TABERNERO

RUMBO AL SUR
El mercado español del cómic es un mercado dependiente y de tiradas raquíticas. Hace poco Moebius manifestaba en una entrevista que le extrañaba que todavía hubiera gente con talento en nuestro país que se dedicase a la historieta, pagándose lo que se paga y tirándose lo que se tira.


Indudablemente la situación reinante ha hecho que los dibujantes de mayor prestigio y nivel hayan comprado un billete para Angulema o San Diego, no ya como una forma de lucro, sino de mera supervivencia. Pues bien, aunque esta ha sido la norma del panorama, hemos tenido excepciones.


Han habido muy pocos editores que hayan logrado producir material digno y pagar precios razonables. Y en contra de lo que muchos dibujantes piensan, el papel del buen editor es fundamental. Él establece los límites, selecciona los autores e intenta obtener la máxima calidad de su trabajo. Este tipo de editor escasea, y es a uno de ellos a quien pensamos dedicar este artículo.  


PEDRO TABERNERO Y LA IMAGEN
Pedro Tabernero (al que no tengo el gusto de conocer) ha estado unido a la imagen a lo largo de toda su carrera profesional ¿Qué carrera profesional? La de producir material gráfico de calidad en el territorio de la imagen, el cómic y la ilustración. Un terreno difícil en cualquier lugar y aquí más.




Sin ánimo de equiparación, habían existido en Barcelona y Madrid agencias de producción centradas en el cómic y el portadismo (la más notable ‘Selecciones Ilustradas’, dirigida por Toutain), pero que alguien centrara toda su actividad en el territorio de la imagen, desde luego que no.


Seguramente para la mayor parte del público el nombre de Pedro Tabernero le resulte desconocido. Para refrescar la memoria, digamos que en su haber se encuentra la elección de la mascota más simpática de los eventos de los últimos años en España: El ‘Currito’ de la EXPO-92 (muy lejos del denostado Naranjito).


Todo aquel que este interesado en su obra global debe revisar un libro estupendo, muy difícil de encontrar, que se titula ‘Tras la imagen’. Sirvió de acompañamiento a una magnífica exposición realizada en el ‘Instituto Cervantes de Nueva York’ en el año 2008 y supone un fiel resumen en sus más de 500 páginas de la ingente labor realizada durante todos estos años de trabajo.


Nosotros nos centraremos en este artículo en su producción relacionada con el cómic (que no es, ni mucho menos, la mayoritaria) y empezaremos, como no, con la organización de su primera exposición en Sevilla.


LA EXPOSICION DE SEVILLA (1971)
En el ruedo patrio se estrenó Pedro Tabernero en 1971 con una exposición sobre el cómic actual (de entonces) en el Museo de Arte Contemporáneo de Sevilla (la primera en España de este tipo) en el periodo final del franquismo, y aunque la cosa terminó mal (la exposición fue suspendida por la autoridad competente) nuestro protagonista además de 2.000 pesetillas (cifra ridícula incluso para la época, pero el doble de lo que le querían dar) consiguió introducirse en el medio y un conocimiento de primera mano de lo que se necesitaba para generar un proyecto profesional.


Como anuncio de la exposición se produjo una de las páginas más increíbles cómic español, en la que intervinieron algunos de los dibujantes más gloriosos del que ha dado este arte en España. El cartel anunciador de Vazquez era igualmente impagable.


Después de experiencia tan traumática (por el poco dinero ganado por un año de trabajo y el cierre adelantado), cualquier otro hubiera arrojado la toalla y se hubiera echado atrás, pero Pedro Tabernero hizo balance y descubrió que había conseguido direcciones y rudimentos fundamentales para su carrera profesional en el mundo del dibujo, el diseño, la ilustración  y la imagen.


Comenzó entonces a desarrollar y afinar una serie de cualidades que le resultarían imprescindibles a lo largo de sus muchos años de actividad profesional. Las podemos resumir en tres: Un gusto exquisito que le permitía diferenciar fácilmente el grano de la paja; un trato cordial y educado que le facilitaba la comunicación con artistas o entidades, unido a una constancia berroqueña; y por último, muy buenas relaciones, que le permitirían protagonizar el mecenazgo cultural de importantes sociedades e instituciones, en especial andaluzas. Con todo ello echó a volar, y a toro pasado se puede decir que le ha ido bastante bien.


LA HISTORIA DE ANDALUCIA (1982-1984)
En el momento en que en España todas las Comunidades Autónomas decidieron hacer una adaptación en cómic de su historia, Andalucía no se quedó atrás y la que se realizó estuvo dirigida por nuestro protagonista.



Constaría de tres tomos y tenia más que ver con la ilustración que con el cómic.
El primero fue dibujado por Gonzalez Valcarcel, el segundo por Luis Bermejo y el último por Antonio Hernández Palacios.



RUMBO SUR (1984-1992)
Planteada inicialmente como la revista trimestral del Club Juvenil del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Sevilla, pronto perdió su periodicidad, pero a pesar de ello, llegaría a ser el punto de encuentro de algunos de los principales creadores españoles de cómics de los años ochenta.


En las series con continuidad de la revista, Tabernero tiró de valores seguros como Palacios, Calatayud, Ventura y Nieto, Bielsa, Bermejo o Jan.


Para los experimentos aislados utilizaría nombres como Breccia, Edelmann, Glaser, Antonio Saura, Julio Caro Baroja, Mingote o Daniel Gil, entre muchos otros. ¡Total nada!



A lo largo de nueve años se publicaron ocho números, logrando concluir casi todos los relatos largos iniciados (salvo el de Bermejo/Ortiz).


 

Tabernero dependía de la financiación de la Caja de Ahorros para llevar su proyecto adelante, así que la periodicidad paso a ser prácticamente anual debido al retraso en las aportaciones económicas. Sin embargo tuvo el pundonor suficiente como para completar el ciclo, cuando lo fácil hubiera sido abandonarlo a su suerte.

Nos han quedado personajes e imágenes extraordinarias, aunque nos da la sensación que el pegamento de la revista nunca llegó a armonizar proyectos demasiado heterogéneos, sobre todo debido a la falta de continuidad en el tiempo.


RELATOS DEL NUEVO MUNDO (1988-1992)

Los años setenta/ochenta produjeron en Francia e Italia colecciones de amplio calado de carácter temático (Historia de Francia, La Biblia, Grandes Descubridores... etc) que agruparon a un gran número de dibujantes y escritores, bajo el asesoramiento y control documental de historiadores especializados.

En España, para conmemorar el 5º Centenario del Descubrimiento de América se pretendió hacer algo parecido. Este proyecto conjunto entre Planeta de Agostini y Sociedad Estatal del Quinto Centenario se llamaría ‘Relatos del Nuevo Mundo’ y sería dirigido ¡como no! por Pedro Tabernero.


Todo el que ha intentado hacer o producir un álbum de cómic conoce las dificultades intrínsecas para llevarlo a cabo. Si lo multiplicamos por 25, las dificultades crecen exponencialmente. La articulación a lo largo de seis años de un equipo de más de cien personas resulta especialmente compleja y con ello tuvo que lidiar nuestro protagonista.


Aunque el resultado fue desigual, no cabe la menor duda de que el proyecto mereció la pena. Toppi, Breccia, Palacios, Calatayud... produjeron obras excepcionales. Otro grupo de autores estarían un poco por debajo de su nivel habitual y por desgracia, un tercer grupo, sencillamente,  no daría el nivel que se podía esperar de ellos.





Lógicamente, la selección y el encargo del material no presupone el resultado final, independientemente de la retribución que se recibe por su trabajo (en este caso, debemos aclarar que estaba muy bien pagado).


El resultado agridulce del proyecto impidió su prolongación en otras vertientes que hubiera sido posible explorar. Tabernero quedaría un poco harto de este trabajo y generaría a partir de entonces iniciativas más pequeñas y controlables en sus niveles de calidad.


PALACIOS Y TABERNERO: UN CONTRATO PARA LAS TARDES
Pedro Tabernero siempre consideró a Antonio Hernández Palacios como un dibujante extraordinariamente fiable en los niveles medios de calidad que se podían esperar de su obra. Eso hizo que lo utilizara como un comodín en el terreno gráfico y recurriera a él en numerosas ocasiones, quedando siempre satisfecho de sus aportaciones.


Entre estas podemos destacar ‘Drako de Gades’, ‘La Historia de Andalucia’ (Tomo III), tres álbumes del proyecto de ‘Relatos del Nuevo Mundo’, ‘Tres cuentos maravillosos’, ‘El hombre de las mil imágenes’ etc.


A mediados de los noventa, Tabernero firmó un curioso acuerdo con el dibujante (que ya entonces contaba  con 75 años). Palacios estaba acostumbrado a trabajar durante todo el día y dado que los encargos que recibía en aquella época solo le ocupaban la mañana, Tabernero le propuso que la dedicación de la tarde se la concediera a sus proyectos.



Gracias a ese acuerdo se llevarían a cabo dos álbumes de claro contenido histórico (‘Carlos V’ y ‘Felipe II’) y uno de contenido fantástico (‘Los gazules de Sevilla’).


EDICIONES LIMITADAS, OSIVINTO Y EXPOSICIONES ANTOLÓGICAS
Tabernero ha producido muchos proyectos que se encontraban a medio camino entre el cómic, el grafismo y la ilustración. Con la revista Osivinto decidió dar una nueva vuelta de tuerca en este sentido. Buena parte de los autores escogidos para ella eran perfectamente reconocidos por su labor en el cómic, aunque igualmente eficientes en otros terrenos.
Una pequeña lista nos da una idea al respecto: Toppi, Bielsa, Longaron, Palacios, Beroy, Bermejo, Max, Breccia (padre e hijo) y otros muchos.


Igualmente Pedro Tabernero ha colaborado en eventos relativos a exposiciones u homenajes relacionados con los dibujantes de cómic. Cabe reseñar el de CALATAYUD (Sevilla-1990) y PALACIOS en la Palma del Condado (Huelva-1998) 

RESUMEN
Si tenemos en cuenta que su labor profesional en el cómic no es más que una parte minoritaria de su labor profesional global, pocos editores pueden presentar una hoja de servicios parecida a la de Pedro Tabernero en relación a proyectos interesantes y razonablemente bien pagados.


El problema de los editores es uno de los que atenaza a la industria editorial en España y Pedro Tabernero nos ha demostrado a lo largo de los años que se puede editar bien sin necesidad de bajar el liston de la calidad. En cuanto a las tiradas, da la sensacion que es dificil salir de los ejemplares de rigor.

Lamentablemente no se prodiga últimamente en la medida que nos gustaría. Nosotros en esta entrada solo hemos querido rendirle un somero homenaje e instarle a que se siga prodigando .

                                                   Charles Caum

Hemos querido poner un ejemplo del buen hacer de Pedro Tabernero a la hora de producir material original. Para ello hemos escogido el número 2 de RUMBO SUR que consideramos una de las mejores revistas de cómic que hemos tenido en nuestro país. Pueden comprobarlo.

























CHT 240 PÁGINAS DE COMIC EN SU MAS ALTA EXPRESIÓN
4 NÚMEROS PUBLICADOS 
                                                        
                                                 
                                                        

17 comentarios:

Carlitos dijo...

Rumbo Sur era una esquisitez y la colección de Relatos del Nuevo Mundo ídem. Aparte del estándar que suponian la mayoria de los dibujantes pudimos disfrutar de Alberto Breccia, su hijo Enrique, Max, Calatayud, Pellejero, Toppi, Muñoz, Mattotti,... con guiones de Zentner, Sasturain, Andreu Martín... muchos buenos artículos y una verdad enorme... ¡el tamaño si importa! Para disfrute ...y estéticamente, por supuesto. Me habéis puesto nostálgico. Grandísimo editor, el señor Tabernero y, además, de los pocos que ha publicado a Rick Geary, una de mis debilidades. Saludos.

CHT-CÓMIC-HISTORIETAS-TEBEOS dijo...

CARLITOS:
Es una lástima que este tipo de iniciativas no hayan continuado. Solo con una pequeña parte de lo que se sustrajo del Liceo podria mantenerse una revista de tronio durante una año.
Puedes observar que Rick Geary tiene su representación en esta entrada, porque a nosotros tambien nos gusta.
Indudablemente la labor de Pedro Tabernero ha sido importante y nosotros hemos querido reconocersela.
Un cordial saludo.

Alberich el Negro dijo...

Ésta es una de las pocas cosas que me reconcilian con nuestro pésimo, nefasto y despilfarrador sistema autonómico y una de las razones positivas que veo para justificarlo: que hace viables y permite llevar a buen puerto proyectos tan interesantes, útiles y ambiciosos como los que ha puesto en marcha Tabernero a lo largo de su dilatada y brillante trayectoria profesional (por localistas que éstos pudieran llegar a ser). Aunque ciertamente se trata de un arma de doble filo, pues también da cabida a verdaderos bodrios, que salen adelante sólo porque están realizados por los amiguetes de turno, los hijos del terruño donde se publican, o los paniaguados que se han especializado en mantenerse a base de subvenciones públicas.

Los amigos y seguidores del gran Antonio Hernández Palacios nunca le estaremos lo suficientemente agradecidos a Tabernero por las obras que publicó del maestro madrileño, y que sin la intervención del editor sevillano posiblemente jamás habrían visto la luz. ¡¡Loa, pues, a Tabernero!

Por cierto: ¿el próximo de la nómina quién será? ¿Toutain? ¿Navarro? ¿Rafa Martínez? ¿Santolaya...?

Un abrazo desde el Nibelheim.

CHT-CÓMIC-HISTORIETAS-TEBEOS dijo...

ALBERICH EL NEGRO:
Lo del sistema autonómico suponemos que será fuera de Madrid, en donde habria que ver a quien y como se dan las ayudas culturales.
Desde luego en lo que a nosotros respecta (y no creemos que la revista no lo merezca) nada de nada.
En cuanto a los editores el que nos parece mas esquisito es sin
duda Santolaya. Toutain marcó una epoca que luego quedó reducida a polvo y ceniza. En cuanto a Rafa Martinez no nos parece que su labor haya sido de premio.
Recibe en tus dominios colindantes con el de las walkirias un codial saludo.

Alberich el Negro dijo...

"(y no creemos que la revista no lo merezca)".

------

Ahí estamos totalmente de acuerdo, desde luego. Quede claro que lo que he dicho sobre Tabernero se podría aplicar, sin problemas, a vosotros y a CHT (como habréis podido suponer...). ¿Qué otra cosa iba a pensar un "socio" accionista como yo de un proyecto como el vuestro, sino que es bueno?

En cuanto al problema del sistema autonómico, no creo que Madrid esté al margen de los males implícitos en él... En vuestro caso concreto --y deduzco por vuestras palabras que lo habéis intentado--, sencillamente es que no formáis parte del grupo selecto de elegidos, por lo que no habéis podido entrar en el "resto justo" que se beneficia de las subvenciones. Lo que no es óbice para que se haya subvencionado, estoy convencido, mucha morrallita. Pero bueno, tampoco vamos a profundizar en eso...

Un abrazo, ¡y a por Santolaya!

CHT-CÓMIC-HISTORIETAS-TEBEOS dijo...

ALBERICH EL NEGRO:
El problema en el que entramos no es el de la organización autonómica, sobre el que cada cual tendrá su idea correspondiente, sino en quien da las subvenciones, a quien y con que criterio.
Indudablemente ahi se pueden hacer muchas preguntas sobre el Liceo o sobre los 6 millones de euros la cúpula de la Unesco.
Como no merece la pena entrar en el barro, lo dejamos ahí.
Un cordial saludo.

Juan Manuel Fontenla dijo...

Yo tengo el privilegio de trabajar para Pedro Tabernero y sólo puedo decir, que cuando veo interminables horas de trabajo y noches de insomnio aferrado al pincel, plasmadas en las obras dirigidas por él, se te olvida todo. De su crítica en ocasiones ácida, de su minucioso gusto por el detalle hasta límites increíbles, de su total control de todos los aspectos de sus trabajos se desprenden después esos testimonios de genialidad que pocas veces se igualan en el espeso, repetitivo y cada vez más deprimente panorama del cómic español.
Él ha trabajado con los mejores, con los que yo tomé como mis maestros cuando empecé en esto...Palacios, Toppi, Breccia, esos genios. Y mira por donde, te das cuenta después de años dibujar para él, de que toda mi obra ha sido encauzada, mimada, pulida por la sabiduría que dan sus canas y por esa locura/genialidad que impregna todo lo que edita.
Estoy totalmente de acuerdo con este artículo. Ya es hora de que se haga justicia con los héroes que han defendido la calidad contra la producción, sea como sea. Y a ver si nos enteramos de que los homenajes hay que hacerlos en vida, que bien merece que le regalen los oídos por los largos años de lucha en este mundo tan despiadado y poco valorado que es el cómic y la ilustración.
Cuántos grandes deben gran parte de su nombre a su dirección. A cuántos desconocidos les ha dado su primera gran oportunidad (entre ellos me hallo yo). Sólo puedo dar gracias, y ánimo, que la fuerza te dure muchos años, mi maestro y mentor.

CHT-CÓMIC-HISTORIETAS-TEBEOS dijo...

JUAN MANUEL FONTENLA:
Si has echado un vistaczo al blog, veras que no somos muy aficionados a espolvorear incienso. Cuando algo no nos gusta, simplemente no hablamos de ello. Y en el mundo del cómic cada vez hay mas cosas que no terminan de convencernos.
Dicho esto, alguna vez alguien en este país tiene que decir las cosas como son (en este tema y en los otros) y desde luego en el mundo del comic y la ilustración española Pedro Tabernero es un punto y aparte.
Su único pero... ser demasiado competente y exquisito. Si, comprendemos que eso no es un defecto, pero aquí puede llegar a serlo.
La entrada la estábamos preparando hace tiempo como habras podido comprobar, y nos agradó especialmente que Pedro, sin saber nada de ello se interesara por CHT.
¡La telepatia exite!
Más allá de las bromas, Pedro Tabernero se merecería una exposición por todo lo grande.
Nos alegra que te hayas pasado por este humilde rincón de amor al arte y a las cosas bien hechas.
Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Ante todo, felicitaros por el blog y por esta iniciativa que seguro está llenando de ilusión a Pedro Tabernero. Yo me considero un profano en la materia, pero se reconocer las cosas bien hechas, con amor y dedicación. El trabajo desarrollado por este “Gran Maestre” de la edición es simplemente fabuloso, y se merecía un reconocimiento a su altura.
Para mí en particular es digno de mención “Tras la imagen”. En él se puede admirar el trabajo de una vida, con numerosos ilustradores, entre los que me gustaría destacar a uno en concreto, Juan Manuel Fontenla. Un autor salido de la cantera de Pedro cuyo trabajo destaca el gusto por el detalle, el color y el rigor histórico de sus ilustraciones. Un autor cuyo nombre no deberíamos de dejar en el olvido. Y como muestra de la genialidad de ambos me gustaría aconsejar un libro. Uno de los pocos que lleva publicados.
El número cuatro de la biblioteca ilustrada del aceite y osuna “Osuna, historia y cultura”.
Ilustrado por Juan Manuel Fontenla, con texto de José Manuel Caballero Bonald y ambos bajo la dirección del genial editor que hoy homenajeamos.
Un cordial saludo.
Juan Carlos Victorino.

CHT-CÓMIC-HISTORIETAS-TEBEOS dijo...

JUAN CARLOS VICTORINO:
Si en España hubiera habido una decena de editores como Tabernero es muy posible que hoy el panorama del comic y la ilustración fuera distinto. Pero... Solo hay uno.
Poco que decir de Juan Manuel Fontenla y de José Manuel Caballero Bonald, solo apoyar tu recomendación.
En cuanto al libro 'Tras la imagen' se vieron muy pocos ejemplares y nos gustaria saber si es todavia asequible su adquisición. Algunos de nuestros amigos se han interesado por él y agradeceremos a quien pueda dar algún tipo de información al respecto.
Nosotros lo compramos hace tiempo y no nos hemos arrepentido.
Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Si alguien está interesado en el libro " Tras la imagen". Yo lo estube viendo hará un par de meses en la librería Palas de Sevilla. Está en la c/ Asunción 51.
Espero haber servido de ayuda.
Un cordial saludo.
Juan Carlos Victorino

Anónimo dijo...

Si alguien está interesado en el libro " Tras la imagen". Yo lo estube viendo hará un par de meses en la librería Palas de Sevilla. Está en la c/ Asunción 51.
Espero haber servido de ayuda.
Un cordial saludo.
Juan Carlos Victorino

Anónimo dijo...

Pedro Moreno
El libro del que se habla tan elogiosamente en algún comentario anterior: "Osuna, historia y cultura se podía ver, al menos hasta hace unos días, en el escaparate de la librería Céfiro, en la calle de los Buenos Libros (al lado de la Gavidia). El texto es de Caballero y los dibujos, magníficos, curradísimos, de una belleza sobrecogedora son de un tal Fontela. Es realmente bueno. Al que le guste la historia seguro que se queda boquiabierto al hojearlo, como me sucedió a mí mismo.

Anónimo dijo...

Carmen Vélez.
Yo tengo el libro de "Osuna, historia y cultura" ilustrado por Fontenla y es maravilloso, tanto en la calidad de los dibujos como en la edición. Es muy recomendable, por cierto lo encontré en Céfiro, en Sevilla.

Juan Manuel Fontenla dijo...

Buenas noches, compañeros de horas intespestivas.
Si después de todo lo dicho anteriormente, puedo poner un pero a la increíble obra de Pedro Tabernero, es que al trabajar prácticamente para instituciones, muy pocas de sus obras llegan al gran público.
Esto, como ya digo, por poner un pero, porque todo queda rápidamente olvidado al hojear cualquiera de sus obras. El trabajar precisamente de este modo, le permite recrearse en la calidad dentro de sus márgenes de beneficios. Yo lo conozco bien, y te deja fuera de juego cuando ves el acometer el final del trabajo, sacrificando parte de sus ganancias a cambio de un cuidado papel de gramaje grueso (casi de acuarelable), pastas duras, impresión con detalles dorados, prólogo de José Manuel Caballero Bonald (finalista con Ana María Matutes del último Cervantes), y un sinfín de caprichos maravillosos que dan como resultado obras como las que se han comentado antes. El que ha trabajado con él, bien sabe hasta donde puede llegar su exigencia y su disciplina, pero de ello siempre hay que quedarse con su tremenda experiencia y aprender, mejorar y madurar como ilustrador.
Perdóname por desquiciarte algunas veces con los plazos de entrega, maestro, supongo que con el tiempo seré más rápido.
Gracias por las críticas, al final conseguiréis sonrojarme.
GRACIAS, NOCTÁMBULOS

Paco Nájera dijo...

La verdad es que todo lo que he visto de Tabernero es de una exquisitez, buen gusto y buen hacer que efectivamente con media docena de editores como el es muy posible que que el páramo que es la producción nacional de comics hubiera discurrido por otros derroteros mas alentadores.
Una lástima.

Chemita dijo...

Gracias por recordarme Rumbo Sur, los lei cuando era aun muy pequeño pero me marcaron de por vida, me ha traido muy buenos recuerdos verlos en tu blog. Gracias a su editor también por la parte que le toca!