16/12/09

LOS BARBAROS DE MAROTO (1) Manly el guerrero-Dax the warrior.



Esteban Maroto fue entre finales de los 60 y comienzo de los 80 el gran referente internacional del cómic español. Hubo otros muchos dibujantes nacionales en aquel entonces que tuvieron éxito en el extranjero, pero por sus características, sin lugar a dudas el suyo fue un caso aparte.

La serie de ‘5 X INFINITO’ le sirvió de lanzadera al estrellato internacional. Los premios se multiplicaron y entre ellos el Cómic Internacional Award??’(Premio concedido por los dibujantes profesionales norteamericanos), en dura competencia con Gir y Bellamy (¡total nada!). La obra había llegado a USA a través de una versión mejicana retranqueada llamada ‘Legionarios del espacio’ y los profesionales de EEUU (que hasta entonces miraban a los autores europeos por encima del hombro) alucinaron, se la pasaron de mano en mano, y quedaron admirados de lo que se hacia al otro lado del océano: ¡El éxito fue total!
El triunfo de la serie coincidió con su desaparición. Maroto decidió concluir con su trabajo en la ciencia-ficción e iniciar un nuevo trayecto en lo gráfico. Por diversos motivos, incluido el económico (cobraba mil pesetas por página), tenía ganas de soltar amarras y romper con todo lo anterior, con esa finalidad elaboró un proyecto de fantasía-heroica o como lo llaman en USA, espadas y brujería. La serie seria bautizada inicialmente con el nombre de ‘Manly el guerrero’. La subdividió en episodios de ocho páginas y su primer capítulo pudo verse en el desaparecido diario vespertino madrileño ‘Pueblo’, que por problemas con la censura no completaría su publicación.
Pero a principio de la década de los 70, la capacidad de fascinación de su trabajo no era menospreciable y ello hizo que su obra pudiera verse colgada en galerías de arte convencionales (Galería Lázaro), terreno vedado para los autores españoles de cómics de aquellos años (y de estos).
Su éxito americano produjo que le empezaran a llover ofertas y contratos desde EEUU. A partir de entonces este país se convertiría en el mercado natural de Esteban Maroto y trabajaría en especial para las revistas de la Warren. Su ‘cocina’ entonces comenzó a tomar un aroma adaptativo claramente yankizado.
Como autor, su trabajo al otro lado del Atlántico le supuso una trampa de doble ‘clic’. Por un lado le garantizaba unos suculentos ingresos, pero al mismo tiempo, al desbordar su capacidad de trabajo y de reflexión sobre el mismo, lo empobrecería con el paso del tiempo y el proceso de ‘achicharramiento’ del dibujante se terminaría consumando.
En lo argumental cabe señalar que sus temáticas, a partir de esta obra, se deslizarían hacia un pesimismo subyacente que empaparía poco a poco todos sus trabajos y desembocaría años más tarde en elementos demoníacos bastante desagradables. Los dos relatos cortos que presentamos tiene un final nada optimista y aunque la belleza de las planchas resultaba evidente, lo diáfano y luminoso en la obra de Maroto había concluido con 5 X INFINITO.
Pero yendo más allá de disquisiciones más o menos opinables, lo que nos parece de todo punto evidente es que la obra de Esteban Maroto tenía algo especial, algo que la hacia diferente. Quizás fueran sus bellísimas mujeres, su grafismo, su composición de página, sus tramas o una mezcla de todo ello, pero sus seguidores se contaron y todavía cuentan por miles (en España y fuera de ella).
Al final, ‘Manly el guerrero’ mutaría de nombre por motivos comerciales y se transformaría en ‘Dax the warrior’. Tuvo dos ediciones en España y nosotros consideramos la primera (Toutain), por su impresión y tamaño, la mejor con diferencia. No comprendemos como no se ha vuelto a publicar, pues es un material que ‘se vende solo’ y las dos ediciones anteriores están completamente agotadas hace muchísimo tiempo.
Otros aguerridos bárbaros (incluido el propio Conan) saldrían posteriormente del pincel de este autor con posterioridad a Manly-Dax, y de ellos daremos cuenta en próximas entradas. Algunos procederían de su propia ‘fabrica’ y otros le vendrían mecanografiados en ingles de más allá de los mares.
Queremos con este pequeño apunte rememorar su trabajo de aquella época y rendir homenaje a uno de los autores que más nos hicieron disfrutar con su arte.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Una gozada de post. Una pregunta, la página con el título "Manly the Warrior" con Vampirella encima... ¿dónde se publicó originalmente?

Jesús Duce dijo...

Brillante Maroto.
No conocía está aventura de Dax, por lo que estoy gozando plenamente del saber hacer de este gran dibujante.

Abrazos

Emilio Aurelio dijo...

Si que es cierto lo de que se vende solo. En mi blog, siempre está entre los mas visitados, junto con Manara. Le siguen Palacios y V de la F.

RM dijo...

Recordemos que Maroto fue el primer español en trabajar para Marvel.

Lo del cambio de Manly a Dax es lógico: las cosas de no saber inglés. "Manly" se puede traducir por "varonil"... o por "Picha".

Anónimo dijo...

Anónimo:
Esa página creemos no llegó a publicarse nunca, porque tiene el nombre de 'Manly' y en el mundo anglosajon se editaría bajo el de 'Dax'.
La publicación original en USA fue en EERIE 39=>52 (salvo el 42 y 51) y una recopilacion incompleta en el numero 59 muy modificada.
¡Feliz Navidad! y por supuesto un cordial saludo.

Jesus Duce:
Quizás seria esta la serie que daría más fama a Maroto en EEUU.
Seria precisamente en ella donde se produciria una inflexion a peor en su trabajo, aunque desde el punto de vista comercial siguiera recibiendo encargos sin parar a lo largo de muchos años.
Te deseamos de corazón una ¡Feliz Navidad! y por supuesto te enviamos un cordial saludo.

Emilio Aurelio:
Creemos que salvo Ibañez, no ha habido en España un autor que tuviera tal cantidad de seguidores entusiastas.
Lamentablemente la cosa no termino del todo bien.
Excelentes tus ultimas entradas Emilio y ya sabes que en este blog siempre eres bien venido.
¡Feliz Navidad! y por supuesto un cordial saludo.

RM:
Admirado Rafa, por supuesto que tienes toda la razón, no es lo mismo 'Varonil el guerrero' que 'Picha el guerrero'. Lo primero cae en lo chusco y lo segundo en lo risible y en Andalucia aún más. Sospechamos que cuando se bautizó al heroe se desconocia la segunda acepción.
Gracias por la aclaración y te deseamos muy felices navidades.
Recibe un cordial saludo.

Horacio Diez y Charles Caum