20/11/09

FRANK ROBBINS (1): LAS AVENTURAS DOMINICALES DE JOHNNY HAZARD.


Frank Robbins es indudablemente uno de los grandes artistas que ha dado el medio. Aunque su estilo está incuestionablemente relacionado con el de Caniff, su interpretación del mismo es personal y en muchos aspectos original.

En su serie bandera, ‘Johnny Hazard’, cabe reseñar la frescura de sus planteamientos, así como la amable interpretación de lo que podemos llamar el ‘escenario’ de aventuras. Los diálogos son vivaces e irónicos, sus personajes secundarios simpáticos y coloridos y el tratamiento narrativo ‘cinematográfico’, impecable.

Robbins consigue a través de las aventuras de ‘su’ incansable piloto llevarnos por todo el mundo con tramas que se mueven de los fantástico a lo político (la ‘guerra fria’ se encuentra ampliamente representada en la serie), resultando siempre entretenido en sus relatos.

Cuando la K.F.S. estableció contacto con Robbins (por mediación de una carta de Bradley Kelly), fue para que continuase con la serie de Agente Secreto X-9 del FBI. Robbins se negó amablemente diciendo que llevaba cinco años de trabajo con la serie de otro (Scorchy), como para retomar su carrera en ese punto. Sin embargo al cabo de unos meses y dado el interés que parecía tener la empresa por su trabajo, presentó un proyecto de serie propia que fue inicialmente aceptada, a expensas de algunos retoques.

Tras seis meses de ‘tiras’ y ‘aflojas’ con Joe Conolly (ya hablamos de él en la entrada de Raymond), la tira diaria alzaría el vuelo en 5 de junio de 1944, y nunca mejor dicho, pues nuestro protagonista inicia su andadura evadiéndose en avión de un campo de concentración nazi.


Johnny se vió acompañado en sus andanzas con una notable colección de ‘tigresas’ (Brandy, Liz Manning, Baroness Flame…) que comparten sus aventuras a lo largo y ancho del planeta, pero por las cuales nuestro protagonista no parece muy propenso a establecer relaciones duraderas.


Seis meses de iniciada la serie en sus ‘dailies’, William Randolph Hearts (gran magnate de la prensa norteamericana) solicitó una dominical del protagonista y la King se la concedió encantada.

En su confección, Frank Robbins estableció continuidad narrativa y parecía encontrarse especialmente cómodo en su desarrollo, incorporando elementos fantásticos a partir, eso sí, de una solida y amplia base documental. Según el mismo nos cuenta: ‘…había leído mucho (aventura, ciencia ficción y toda serie de relatos asombrosos) y al parecer lo dramático no se me daba del todo mal’.


Punto y aparte merece el tratamiento de aviones y la impecable documentación sobre todo tipo de vehículos y aparatos técnicos. Tratamiento especialmente útil en la fase central de la tira, dado que los argumentos giraría en los años 60 a una tonalidad más cercana a la de los agentes secretos tipo James Bond.

La serie terminaría en sus dominicales el 14 de agosto de 1978 y en sus dailies el 20 de agosto del mismo año. Treinta y tres años de una obra excelente.

La aventura que presentamos pertenece a las dominicales del año 1947, y en ellas Robbins está empezando a evolucionar hacia lo que sería el nivel más alto de su trabajo en la serie.


No dejéis de visitar su evolución gráfica aquí

20 comentarios:

Rotebor dijo...

Es curioso que, mientras Frank Robbins avanzaba hacia un perfeccionamiento de su técnica historietística, Milton Caniff iba enredándose argumentalmente y haciéndose màs confuso gráficamente.
Frank Robbins fue un verdadero talento de la historieta mundial.

Emilio Aurelio dijo...

Una de mis grandes lagunas, tanto a nivel de coleccionista como a nivel de lector. Johnny Hazzard no ha sido bien publicado en nuestro pais, quizas haya sobrado alguna edición de Flash Gordon o P. Valiente y haya faltado una edición honesta de esta historieta que todos consideran clave en la evolución del medio, pero de la que lamenatblemente no he leido lo suficiente como para opinar, pues ala edición de Norma no le dio tiempo de despegar.

Anónimo dijo...

La edición de Buru Lan, pese a sus defectos, es imprescindible, Emilio.

También Dolar publicó mucho.

Lo que sigue inédito es precisamente el trabajo en las dominicales.

Hay un problema para editar (sé que tarde o temprano lo sacarán los americanos) y es que las tiras están cortadas por abajo hasta el año 51. Eso dificulta la reproducción en tres tiras si es apaisada la edición, o en cinco o seis, como hizo Norma, dando una sensación de apretujamiento muy fea.

Otra cosa, si alguna vez se edita en España en condiciones, es la rotulación, que tendría que imitar a la original.

¡Manuel Caldas, where are you?


RM

corsariosinrostro dijo...

La aventura dominical aqui reproducida,¿esta editada en España?

Emilio Aurelio dijo...

Conozco la de Burulan, pero nunca pude comprarla, ni siquiera tras el cierre de la editorial, cosa que solo me sucedió con esta serie, pues conservo ejemplares de Ppe. Valiente, R. Kirby, F. Gordon, Rahan, J. Bond, adquiridos de oferta.

Esa pega que apuntas ¿no era la objeción que tenía Caldas para su edición? ¿fuistes tu quien ya lo dijo hace algún tiempo en mi blog?

La de Norma, efectivmente, estaba apretujada, no gustaba leerla.

Jesús Duce dijo...

En internet se suelen ver ejemplares de Burulán y de Dólar.

La verdad es que Johnny Hazard es una de las series que más me ha hecho disfrutar. Daría lo que fuera porque editaran todo el material y en buenas condiciones.

Bruce dijo...

Estupendo post y fantástico Robbins. Uno de mis héroes.

Antonio Santiago dijo...

Me parece que Manuel Caldas intentó obtener los derechos, pero sín éxito. ¿Alguien sabe lo que pasó?

Pablo dijo...

¿Es un pájaro? No ¿Es un avión? No ¿Es Super Coco? Pues no. Es Manuel Caldas... Harían falta más editores como él, con su seriedad y amor por los comics.

tristan dijo...

La edición de Buru Lan, retoques aparte, permitía apreciar el arte sin igual de Robbins. La de Norma se quedó en una etapa muy inicial pero algún momento memorable nos obsequió como la desmovilización del protagonista. Todo esto en cuanto a las tiras.
Las dominicales se han visto muy poco, en algún Comix Internacional de Toutain y en la Historia de los Comics de Como.
Johnny Hazard es probablemente uno de los clásicos de prensa peor conocido y editado en España. Recordemos que es un referente básico en el arte de Carlos Giménez o, como he visto por internet, también de Bernard Krigstein. Ahí es nada.

tristan dijo...

De Coma, Javier Coma y no Como. Sorry.

Alberich el Negro dijo...

Hola, buenos días. A mí me pasa con Johnny Hazard un poco lo que dice Emilio: he leído algo, pero no conozco bien la serie, y es una lástima. Habéis mencionado las ediciones de Burulán (que he intentado buscar en más de una ocasión) y la de Norma, ¿pero qué tenéis que decir sobre la de Maisal y Eseuve? ¿Las conocéis? ¿Son completas?
Un saludo.

Juan dijo...

Me uno a la pregunta de corsariosinrostro ¿Las páginas a color de la entrada se han publicado en España?

HORACIO DIEZ horaciodv@gmail.com dijo...

ROTEBOR
Posiblemente el creador del "invento" fue Caniff.
Pero a nosotros la versión de Robbins nos parece mucho más agradable y menos encanallada que la de Milton Caniff (aunque el final de Terry y los piratas y el inicio de Steve Canyon estan en la cumbre del cómic, a nivel gráfico al menos).
Un cordial saludo.

EMILIO AURELIO
No ha sido publicado prácticamente en España. Todas las colecciones dedicadas únicamente al personaje no llegaron más que a sus inicios, excepto Dolar que lo publico a saltos.
La mejor edición de las tiras diarias que conocemos es la de Opera Mundi, italiana. Es una pena que este material no haya sido publicado nunca en España.
Un cordial saludo, como siempre.

RM
"La edición de Buru Lan, pese a sus defectos, es imprescindible,…" Si no cuentas con otra mejor.
La KFS, parece, es muy arbitraría en su proceder.
Nuestra esperanza es Manuel Caldas.
Recibe un cordial saludo.

CORSARIOSINROSTRO
Esta edición en español pertenece a CRG y no esta publicada en España.
Un cordial saludo.

JESUS DUCE
Nosotros también, sobre todo las dominicales.
Un cordial saludo.

BRUCE
Gracias. Estamos de acuerdo contigo.
Un cordial saludo.

ANTONIO SANTIAGO
Tengamos paciencia, como la tiene él.
Un cordial saludo.

PABLO
Es un buen editor.
Un cordial saludo.

TRISTAN
Te remitimos a la edición que hemos mencionado anteriormente, es la mejor para las tiras. También es buena la de Comic Art, italiana. En cuanto a las dominicales, la que recomendamos encarecidamente es la de Pacific Comics Pblications, realizada con la colaboración de Club Anni Trenta. Esta la puedes conseguir por internet, creo que se han publicado 17 tomos.
Un cordial saludo.

ALBERICH EL NEGRO
La edición de Maisal es muy mala, como todo lo que publico esta editorial, pero tiene la "virtud" de haber publicado las últimas tiras de la serie, o casi las últimas. Nuestras ediciones preferidas ya hemos dicho anteriormente cuales son.
Un cordial saludo.

JUAN
Esta edición en español pertenece a CRG y no esta publicada en España.
Un cordial saludo.

Marcos Mateu dijo...

Gran homenaje a Frank Robbins, uno de los grandes y de los que mas bien raramente se habla.
Saludos.

HORACIO DIEZ horaciodv@gmail.com dijo...

MARCOS MATEU
El olvido de los grandes del cómic es imperdonable.
Para nosotros Robbins está al mismo nivel que Caniff, aunque el "invento" no fuera suyo.
Vamos a realizar otra entrada en la que trataremos el color en sus dominicales. Y aún quedaría mucho más que hablar de la obra de Frank Robbins.
Un cordial saludo.

Roberto Zaghi dijo...

Great posts on FR, thanks for sharing.

HORACIO DIEZ horaciodv@gmail.com dijo...

ROBERTO ZAGHI
Thanks for you.
Potere lisare il tuo messagio in la tua lingua.
Ci vediamo presto

Jose Marcelo dijo...

Robbins no sé si fue contemporaneo de Hugo Pratt el creador del "Corto Maltés". Los dibujos y sombreados son muy parecidos. Alguna influencia debe haber...

CHT-CÓMIC-HISTORIETAS-TEBEOS dijo...

JOSE NARCELO:
Desde luego, la influencia fue común para los dos y se llamaba Milton Caniff y su 'Terry y los piratas'.
Con Raymond fue el dibujante que más influencia ha tenido a lo largo de la historia del cómic.